El Bosque de los Igmas, oda para os meus pais


Nota de la Autora:

He querido escribir este relato a modo de novela, para encontrar un espacio donde poder reunir todas las historias de mis antepasados, que durante mi vida me ha apasionado tanto descubrir por diferentes fuentes. Por ello debo decir que, si bien la creatividad ha sido mía, le debo la inspiración a todos esos seres que han sido y son parte de mi propia historia. Los personajes son de ficción, inspirados en gente de mi propia familia, algunos incluso que no llegué a conocer, pero de quienes escuché o leí historias. Para los primeros capítulos he realizado una investigación exhaustiva, para conocer la historia que vivió la Hispania en el siglo II a.C., con la intención de describir la ficción de esta novela en un marco cronológico apegado a sucesos reales; por lo que algunos hechos y personas históricos pudieran ser reales.

Con mucha ilusión dejo aquí estas letras para las generaciones después de mi. Elijo esta como la mejor manera de pasar el legado a mi hijo Julen y compartirlo con mis hermanos, sus hijos; y todos los primos y tíos Calzafouces, que sin duda encontrarán un relato o varios, que les provoquen morriña por nuestros seres queridos y las maravillosas historias de vida que hemos compartido; esperando que estas historias trascenderán en el tiempo, manteniendo vivos a nuestros seres amados.



SINOPSIS


En las regiones de la península de la Hispania durante el siglo II a.C., enmarcado por las guerras Celtíberas en resistencia ante la invasión romana, se desarrolla en paralelo la historia de dos personajes en el marco de sus propias familias celtas.

La familia de Airik’lav, castreños coelerni, habitantes de Castromao en la Gallaecia, representado en un linaje de mujeres meigas, con entrañables historias de lo que cada una de ellas enfrentará en el transcurso de sus vidas. Quienes poseen la habilidad de conectar con su interior en comunión con la naturaleza, así como el valor de enfrentar y resolver los retos de su existencia. Cualidades que comparten con un clan de mujeres guerreras bracari, con quienes unirán sus destinos para ser parte de la leyenda de mujeres dual: Mujer guerrera - Mujer cristal. Estas mujeres han sido seleccionadas por los dioses como guardianes de el Bosque de los Igmas. Airik’lav descubrirá esa fuerza en su dualidad, que le dará un sentido a su existencia, por ella misma y por preservar la memoria de las historias de su familia, para transmitirlas a sus descendientes.

La matriarca de esta familia, Adeu’ga, nos contará las historias de estas mujeres celtas que son parte de su linaje. Mostrándonos su gran fortaleza y sabiduría, hará frente a los grandes retos que la vida le ha presentado. He aquí los integrantes de esta familia: Adeu’ga y Noli’h, padres de Many’a, quienes se verán obligados a casarla con un hombre muy mayor, Abel’do, y de ellos nacerá Asi’ul. Pero Many’a escapa con su verdadero amor, Vic’tor, con quien tendrá dos hijos más, Anem’ix y Saj’er. En tanto, Asi’ul, será criada por la abuela Adeu’ga; convirtiéndose en una de las más grandes meigas, quedará embarazada de ‘El Druida’, quien lamentablemente morirá defendiendo a su amada y, sin conocer al producto de su amor, Airik’lav.


Entre las mujeres guerreras bracari, destaca una joven amazona, Nibe’tta, quien al salvar a Airik’lav de la muerte, crea un lazo de hermandad, que será irrompible entre ellas por el símbolo del Triskel. La madre de Nibe’tta ha muerto, así como su tía, Atis’or, melliza de su madre; espíritus que estarán siempre presentes guiando a la joven amazona. Para Nibe’tta, su padre y su tío Rocar’di, han sido importantes en su niñez; pero su destino, como protectora de el Bosque de los Igmas, será su centro hacia adelante, de la mano de su querida ‘hermana’ Airik’lav y con la guía de las conselleiras, Many’a y Litta’lo.

La familia de Leuk’na, lusitanos nómadas que migran a las regiones de los iberos, con la intención de continuar su viaje atravesando el Continente hacia las tierras de origen de sus ancestros, la tribu de Brigantia, quienes residen en las islas de la Britannia y de Hibernia. Estos lusitanos son un clan de tradiciones arraigadas a sus creencias; temerosos de lo desconocido, confían en la protección y guía de su Druida Siul’joe, aún sabiendo que se vale de la magia negra. La valentía y liderazgo del patriarca de la familia, Eliya’hu, quien con espíritu de libertador los llevará a cambiar el rumbo en la historia ante las invasiones romanas. Con su querida esposa, Frey’da, crían en habilidades y tácticas de guerra a sus tres varones, Dovel’ico, Runo’ces y Leuk’na. Cada uno de ellos con su destino marcado, por lo que deberán asumir con aplomo los retos que se les presenten. Para Dovel’ico, el hijo mayor, enfrentar sus miedos para complacer a su padre, llevándolo a un mundo ‘del otro lado del cristal’, donde no tendrá otra opción más que reinventarse. Runo’ces, deberá ser implacable y demostrar, con su último aliento, hasta dónde es capaz de llegar por rescatar a su padre en la trascendencia eterna y por el honor de su familia. Y para Leuk’na, el más pequeño, le espera un giro en el destino ante su arrebato por vengar una traición; con un inesperado cruce de caminos se sentirá perdido para sólo así poder elegir una dirección ante las diferentes posibilidades de su historia.

Algunos personajes romanos tendrán parte en esta trama, particularmente un peculiar músico y poeta, Jonas Maximus, ‘el lírico’, quien se encontrará inmerso de forma abrupta, como pieza clave en el cruce de los caminos.

En su trayectoria, Airik’lav y Leuk’na enfrentarán situaciones difíciles, sufrirán grandes pérdidas, pero también conocerán a personas y lugares que serán trascendentes en sus vidas; particularmente el Bosque. Aquel paraje que sólo es visible a través de los sentidos, con la necesidad de una conexión hacia el interior. Donde el presente es un futuro de ese pasado que no sucederá. Ahí, donde la existencia se llena de respuestas a preguntas que aún no han sido planteadas; y, es imperante tener una mente capaz de enfrentar los Igmas, en una comunión sincera con un corazón valiente.

Tras un andar a través de sus destinos, dejándose a la deriva con la plena confianza en que su propio instinto les guiará; ambos, Airik’lav y Leuk’na, se encontrarán frente a una decisión, entre varias posibilidades, de aquello que será el paradigma final. No sin antes haber develado el estigma que los marca; así como deberán aceptar la proclamación de aquello que es el kerygma en sus vidas y, sin duda alguna, habiendo discernido previamente el enigma, ya sea por sentir a la mente o por escuchar al corazón.


Sólo entonces, su historia contará un final. Posiblemente será un final fantástico; tal vez un final romántico; o simplemente el final real, que no es más que el futuro correspondiente al presente que viven, por el pasado que los ha llevado a encontrarse uno al otro, en este preciso instante, en este mágico lugar, el Bosque de los Igmas.


1 view

Unique. Creative. Memorable.

© 2017 by Ro DPrado Gallery

  • Black Instagram Icon

RoDPrado

Gallery