top of page
  • Foto del escritorRo DPrado G

Poema "Castromao" por Mons. Ricardo Gonzalez Pereira

Tío Ricardo, como lo llamamos en la familia, es hermano de mi madre, Marisa. La familia es originaria del pueblo de Celanova, en la provincia de Ourense, Galicia, España. Fueron diez hermanos, de los cuales, sólo ocho alcanzaron edad adulta: Lolita, Rosa, Fermín, Carmen, Manolo, Jesús, Ricardo y Marisa.


El abuelo Jesús González propietario de uno de los primeros automóviles en Celanova
Abuelo Jesús en la parte frontal del auto (derecha)

El abuelo Jesús González, fue un emprendedor en su época; junto con la abuela Consuelo, colocaron una tienda de suministros en el bajo de casa, ubicado en la Calle Encarnación 17 de Celanova(1). En el pueblo llamaban al abuelo el Calzafouces, por su habilidad de reparar las hoces calzándolas con empuñaduras de madera; fue además de los primeros en el pueblo que tuvo un automóvil, el cual utilizaba para transportar a las personas, como 'taxista'.


Nuestros antepasados celtas, profesaban un gran amor a la familia y a la tierra que los vio nacer, dice Mons. Ricardo:

"Mis padres fueron siempre muy amorosos, procuraron que ninguno de los hijos careciésemos de nada, y que tuviésemos una buena educación. Sin embargo, las reglas en casa eran más tradicionales en mis tiempos, donde los jóvenes teníamos un gran respeto por los mayores. Debíamos obedecer sus órdenes, sin objeción".
Ricardo González Pereira, durante su ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1957





Nacido un miércoles 29 de Junio de 1932; a los 14 años ingresó en el Seminario Menor por deseos de su madre, que era muy católica. Estudió el Bachiller a partir de 1946, junto con el seminario diocesano, recibiendo la ordenación sacerdotal el 29 de junio de 1957, coincidiendo con su 25 cumpleaños.




"Yo no asistí a un Bachiller tradicional. La educación en la 'escuela de sacerdotes' consistía en formarnos en la conducta de la liturgia romana con todas las normas establecidas por el Concilio. Me gustó mucho aprender el idioma latín y los cantos gregorianos. Las asignaturas eran de temas específicos a las necesidades de los futuros sacerdotes: formación en derecho canónico, sacramentos y predicación. También se nos pedía que cumpliéramos tareas específicas: como ser el acólito, cuyo trabajo es ayudar al diácono ocupándose del servicio en el altar y ayudando al sacerdote durante las celebraciones litúrgicas, especialmente la Misa. Otros podrían ser el ostiarius, del latín que significa portero, quienes debían abrir y cerrar la puerta de la iglesia, custodiarla y ayudar con la preparación para la Misa”.

Durante aquellos años de posguerra permaneció en el seminario; sin embargo, ante el incesante conflicto, carencias, y peligros en toda Europa, coincidiendo con las grandes migraciones a las América, Mons. Ricardo, al igual que muchos españoles gallegos, decidió emigrar para predicar el Evangelio de Jesús.


Fue entonces que en 1972 llegó a los Estados Unidos de América, donde desarrolló trabajo pastoral en varias parroquias de la Archidiócesis Católica de Newark, Nueva Jersey. Estudió Psicoterapia en la Universidad Seton Hall de South Orange, Nueva Jersey. En 1976 la Institución Smithsonian lo contrató para presentar la actuación de grupos hispanos en el festival 'American Folklife', que tuvo lugar en el National Mall de Washington, D.C.

Ricardo González Pereira en 1991 el Papa San Juan Pablo II le concedió el título de Monseñor

En 1991 el Papa San Juan Pablo II le concedió el título de Monseñor.

Por más de 50 años ha residido en los Estados Unidos de América.

En la fecha en que se publica este artículo (Junio 2024), tío Ricardo es el único superviviente de los Calzafouces, y está por celebrar su cumpleaños 92.


"Durante mis estudios para el sacerdocio tuve ocasión de leer las obras de poetas clásicos y modernos de varios países. De ahí vino mi gusto por la poesía que me impulsó a escribir. Los poemas que escribo son un espejo donde veo mi interior, dialogo con los seres animados e inanimados, les expreso mis sentimientos de curiosidad, gozo, melancolía, incertidumbre, seguridad, amor, y ellos me descubren sus secretos increíbles que me dejan con los ojos y la boca abiertos. Dialogar con estos seres es el camino para vivir en paz en el universo".

A continuación el poema de Mons. Ricardo González Pereira, ‘Castromao’(2) de su libro "Desde Mi Barrio", New Jersey, 2015.

Del cual hago referencia literal en mi novela

"El Bosque de los Igmas. Memorias de mis Ancestros"

(Manuscrito I; Pergamino Segundo; Relato de 'Airik'lav - Amazona Bracari, año 132 a.C.')


Fotografía original del yacimiento de Castromao. (c) Ro DPrado Gallery. Octubre 2023

Fotografía original del yacimiento de Castromao. (c) Ro DPrado Gallery. Octubre 2023


Los vientos, Castromao, no te doblegan.

Por miles de años tú las nubes rozas.

¿Dónde están tus guerreros? ¿Do tus mozas

doradas como el trigo que ellas siegan?


Los gritos de tus niños aún se pegan

a los muros de las redondas chozas.

Los druidas desvisten sus corozas

y a sus dioses con insistencia ruegan.


Mas, escalando el monte, los romanos

combaten a los celtas con presteza,

blandiendo acero y lanzas en sus manos.


Al fin, muerte y esclavos y tristeza.

Al ver hoy ese castro sin humanos,

en guerras pienso, valor y grandeza.



Mons. Ricardo González Pereira ha publicado cuatro libros de poesía, que pronto estarán disponibles en AMAZON, en sus versiones de inglés y español:

  • 'Desde mi Barrio' 2015

  • 'Partido en Dos' 2017

  • 'Onda Espiritual' 2018

  • 'Pétalos Unidos' 2020*

*Ya disponible en Edición Kindle


(1) Con las vueltas de la vida, y nuestros ancestros interviniendo desde lo etéreo, en el mismo espacio que fuera la tienda de abarrotes de los abuelos Jesús y Consuelo, hoy mi hermana Maricarmen y su esposo Pepe, han creado un espacio mexicano: El Compadre, con sabores caseros, alegres tradiciones, y morriña de los Calzafouces.

(2) Castromao, actualmente yacimiento galaico ubicado en las cercanías de Celanova, puede visitarse para conocer su historia. Fue uno de los pueblos celtas de los coelerni, que construido en lo alto de un monte y rodeado de murallas, les servía de protección contra sus enemigos.



Viaja conmigo al año 132 a.C. para develar el destino del pueblo coelerni de Castromao en "El Bosque de los Igmas. Memorias de mis Ancestros"
¡Disponible en plataformas online para el Otoño 2024!
Tienda Online Amazon
Europa y América
Tienda Online Editorial Circulo Rojo
Tiendas Online España, México, USA, LATAM

Regístrate aquí para recibir notificaciones sobre la publicación de mi novela; así como las fechas de presentaciones del libro (Live streaming en redes sociales y presencial en ciudades de España).


¡Pasa la voz! Con los iconos a pie de página ayúdame a compartirlo con tus contactos y en tus redes sociales. ¡Mis ancestros te lo agradecerán!

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page